Visitanos en C/Villarroel 32, Barcelona. | Envíos gratis a península desde 30€

¿Cómo cambia nuestro cuerpo durante el acto sexual?

Si alguna vez te has preguntado cómo cambia nuestro cuerpo durante el acto sexual, seguramente, te sientas más tranquilo al saber que muchas personas se hacen la misma pregunta. Aunque el sexo sigue siendo un tema tabú para muchas personas, la verdad es que durante las relaciones sexuales experimentas algunos cambios.

Antes, durante y después del acto sexual, tu cuerpo tiene diferentes respuestas, es capaz de darte bienestar físico, parecido al obtenido con el ejercicio, y proporciona felicidad y tranquilidad.

 Conoce cómo cambia nuestro cuerpo durante el acto sexual

Desde el momento en que comienza el acto sexual tu cuerpo comenzará a experimentar cambios, en este sentido, experimentará cuatro fases:

La excitación

La primera fase que experimenta tu cuerpo es la excitación, tu ritmo cardiaco comienza a aumentar, se da con el juego previo, los tocamientos y todo lo que llega antes del acto. En el caso de las mujeres, la vagina comienza a humedecerse y los labios vaginales se hinchan. El clítoris comienza a aumentar su tamaño porque sus cuerpos cavernosos se llenan de sangre.

Asimismo, los pezones de las mujeres se endurecen y se vuelven más sensibles. En el caso de los hombres, el pene comienza a incrementar su tamaño y podría comenzar a segregar unas cuantas gotas de lubricante, es una respuesta natural del cuerpo para prepararse para la penetración.

Psicológicamente, también ocurren cambios, comienzan a prepararse e imaginarse situaciones excitantes.

La meseta

Los cambios en esta fase son más biológicos que físicos, es cuando inicia la masturbación o la penetración, los músculos comienzan a tensarse y el cuerpo se prepara para las últimas fases del acto sexual.

Esta fase es esencial, de ella dependerá si llegaremos o no al orgasmo, si no se mantiene la conexión del cuerpo y la mente, el placer sexual puede perderse por breves momentos. Eso provocará una frustración en la culminación del coito.

Sobre todo para las mujeres esta etapa es la más compleja, mantener la excitación es vital para ellas.

El orgasmo

Cómo cambia nuestro cuerpo durante el acto sexual

Cuando se mantiene el deseo sexual durante la meseta, el orgasmo llegará a ambos, es una sensación que dura unos cuantos segundos, pero consigue cambiar el ánimo y alcanza un nivel de relajación fascinante.

Toda la tensión acumulada en los músculos y demás partes del cuerpo es liberada, puede sentirse una sensación de calor o ardor en las partes íntimas y un cosquilleo recorrer todo el cuerpo. La manera de experimentar esta fase cambia en cada persona, van desde gemidos, risas, silencio, gritos o llanto.

Tu ritmo cardiaco se mantiene acelerado durante unos minutos mientras todo tu cuerpo se relaja, puedes sentir que la respiración se corta y el calor se hará presente.

La relajación

En este punto, el pene regresa a su tamaño normal y el clítoris también, la respiración se relaja y el cuerpo se mantiene en un estado de relajación. Después de varios minutos el cuerpo recupera su estado normal, sin embargo, la relajación se mantiene por mucho tiempo.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Hi there

Welcome Guest
We typically reply within minutes
James
Hello! James here from Support team,this is sample text. Original text will display as per app dashboard settings