Envíos gratis a península desde 60€

Cómo mejorar tu sexualidad, tu relación de pareja y tu vida sexual

¿Para qué es la sexualidad?

La sexualidad sirve para sentir y demostrar amor, afecto, placer y para la reproducción, si embargo,no todas las parejas cumplen con todos estos aspectos, ya que algunas parejas tienen relaciones sexuales por amor pero no sienten placer o no quieren tener hijos, otras parejas aman a su pareja y quieren tener hijos pero no sienten placer

Por otra parte, algunas parejas sienten placer y quieren tener hijos, mientras que algunas personas se aman, pero no sienten placer y sienten que pueden vivir sin sexo, además no les interesa tener hijos.

Incluso hay parejas que solo quieren tener hijos pero no se aman ni sienten placer, mientras que algunas tienen relaciones sexuales por placEr pero no se aman ni quieren tener hijos.

lo convencional es que las parejas tengan hijos, pero luego tengan relaciones por amor y por placer únicamente

Autoconocimiento

Consiste en que tú hagas un mapa de tu cuerpo y aprendas a reconocerlo y luego tu pareja será quien te haga a ti ese descubrimiento y tú hacerlo a tu pareja. Se recomienda que esto se realice en silencio y en total estado de relajación para que logres identificar cuáles son las zonas de tu cuerpo donde sientes placer real.

Por medio de esta exploración lograrán alcanzar un alto nivel de comunicación sexual, primero se utilizará el sentido del tacto, a través de los dedos, luego pueden seguir las caricias con los labios, con el cuerpo y con los genitales.

Es importante siempre ser creativos e ir variando entre las caricias y las zonas estimuladas.

Masaje sensual

En este sentido, se recomienda realizar masajes sensuales, ya que este permite conocer mejor el cuerpo de tu pareja. Solo basta una venda, lubricante vaginal y aceites esenciales para masajes, que puedes conseguir en tiendas de productos naturales o tiendas eróticas.

Mitos de la sexualidad

La comunicación de pareja es esencial e imprescindible en la relación sexual, por eso es importante decir claramente lo que te gusta y lo que no te gusta, porque tu pareja no puede adivinar qué quieres o no hacer o que te hagan.

También es importante crear o tener un ambiente propicio para la ocasión, con música suave relajante, velas, sin tensión, donde puedan sentir la comodidad indispensable para disfrutar de su sexualidad sin prisas, apuros, estrés y preocupaciones.

Cuando una persona se masturba, debe hacerlo lentamente, sin presiones. En el caso de los hombres, la presión y la prisa puede generar disfunción eréctil a futuro, ya que el hombre está masturbándose con el único fin de llegar rápido al orgasmo y eyacular.

Para que cada quien pueda disfrutar de su cuerpo, explorarse, conocerse y sentir placer, necesita calma, relajación, y no encontrarse bajo estrés o presión. 

Mientras más veces y más dure, mejor…

Las personas jóvenes suelen tener muchos mitos que interfieren con su sexualidad, como por ejemplo, que la sexualidad se mide por la rapidez y la dureza con la que se produce la erección en los hombres, así como la cantidad de coitos que tengan en una noche y la duración de estos.

Este pensamiento es erróneo, no se deben poner metas, ya que la sexualidad es un juego, no es un trabajo, ni una obligación o tarea, ni se trata de batir récords o querer ser superior a otros como en una competencia, tampoco de intentar imitar a los actores porno. 

Cada quien es responsable de su propia sexualidad

La sexualidad es para que las personas involucradas disfruten el momento y las sensaciones que perciben, explorar y ser creativos. Cada quien es responsable de sus propios orgasmos, así que el hombre no es responsable de los orgasmos de la mujer.

Las mujeres no deben solo acostarse en la cama y decirle a los hombres que hagan lo que tienen que hacer para que las hagan llegar al orgasmo. El orgasmo de la mujer siempre va a depender de la misma mujer, al igual en el caso del hombre, de su estado de ánimo, de su disfrute, de tener buena comunicación y no solo pensar que su pareja está haciendo algo incorrecto o no está haciendo lo que la otra persona desea o imagina.

Cuando una persona tiene problemas para alcanzar el orgasmo, no importará todo el esfuerzo que haga la pareja para ayudar, se le va a hacer imposible lograr  alcanzarlo. Puede ser que necesite ayuda terapeútica.

Cada quien es responsable de su sexualidad y si no se alcanza el orgasmo no se puede culpar o juzgar a la otra persona por ello.

No llegar al orgasmo indica que algo está mal

Es normal que eventualmente, durante las relaciones sexuales no siempre se llegue al orgasmo, o que el hombre pierda la erección. Les sucede a todos eventualmente y no significa que sea algo permanente.

En el caso de los hombres, sentir que tienen toda la responsabilidad y la carga emocional de ser los responsables del orgasmo de su pareja, puede generar una gran presión, y posibles disfunciones eréctiles a futuro, como se mencionó previamente.

Orgasmo simultáneo

Este es otro mito, porque las personas creen que ambos miembros de la pareja deben llegar al orgasmo al mismo tiempo, y suele convertirse en una obsesión para las parejas. Pero el orgasmo se debe presentar cuando la persona se siente bien estimulada, relajada y tranquila, no se debe perseguir ni de forma simultánea, ni de forma individual.

Sin embargo, en caso de que no se presente, también se deben haber disfrutado las fases previas al orgasmo, como lo son la excitación, los besos, todo el juego previo y la misma penetración. Todo esto suele ser muy placentero.

Sin penetración no hay placer

Este es otro mito que hay que derribar, ya que es perfectamente posible sentir placer solo con masturbación, sexo oral, juegos previos, juguetes sexuales, y otras variantes que te pueden hacer sentir placer y llegar al orgasmo sin necesidad de llegar a la penetración. La meta nunca debe ser solo alcanzar el orgasmo y eyacular.

Por otra parte, la lubricación puede demorar en aparecer en las mujeres y por eso el hombre debe poner en práctica diversos juegos previos para ayudarla a lubricar. Sin embargo pueden haber problemas orgánicos u hormonales, como sucede durante la menopausia, que pueden causar que la mujer deje de lubricar, pero todo esto se puede solucionar y hay que tener empatía ante esta situación.

Para que se produzca una relación placentera, cada quien debe ponerse en el lugar de su pareja y aprender a disfrutar.

Hay que ser creativos e innovar, para eso se pueden usar diversos juguetes sexuales, pero se recomienda visitar tiendas eróticas que les puedan ofrecer juguetes que no sean extremos, como dildos o consoladores de gran tamaño.

Por ejemplo, hay unas velas que se pueden esparcir en la piel y no queman, sino que se convierten en un aceite para masaje. También hay almohadillas que se conocen como calienta manos, que se pueden usar para dar masajes por todo el cuerpo. 

Las plumas son perfectas para acariciar el cuerpo mientras se tienen los ojos cubiertos, el hielo también se puede usar, un halls o caramelo de menta fuerte, es perfecto para hacer sexo oral, porque se produce un cambio de temperatura y eso genera mucho placer.

El cuerpo también puede ser usado como una bandeja y servir alimentos como sushi, entre otros. Las opciones son muy variadas, no hay excusas, porque existen muchas opciones sencillas, fáciles de conseguir y muy económicas, para poder disfrutar de tu sexualidad.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados