Envíos gratis a península desde 60€

Podcast de Erika y algo más

Los hombres siempre quieren aquello que no pueden tener.

 

En el interesante podcast de Erika & Algo Más, la conductora afirma que las mujeres suelen preocuparse demasiado por agradar a los hombres, pero realmente se olvidan de evaluar aquellos aspectos que en realidad los enamora.

Y es que ha llegado a pensar que los caballeros siempre desean aquello que no pueden tener, pues aunque suena contradictorio, resulta bastante válido, ya que se sienten asfixiados por aquellas chicas que dan demasiada atención, que invaden su espacio o quieren intervenir en su mente.

Caso contrario sucede con las chicas un poco más liberales, que dejan todo a la imaginación del hombre y crean esa incertidumbre por conocer aquello que esconden, haciendo pensar que no está a su alcance.

Para demostrar esta teoría expone tres situaciones y compara el comportamiento de ambas:

Ante una ausencia prolongada

La chica buena suele molestarse ante una ausencia prolongada, pues cree que el control es la clave para mantener al hombre a su lado. La “cabrona” no se inmuta ante una situación de este tipo y mucho menos crea un problema por ello, pues sabe que lleva el control.

¿Qué paso con el celular?

Cuando se trata de comunicaciones, la chica buena suele mantenerse en contacto durante el día, incluso avisando a su pareja cualquier novedad. Un comportamiento bastante sano, podría decirse, pero que no atrae mucho la atención del caballero. 

En el otro extremo se ubica aquella chica que hace notar su ausencia, dejando todo a la imaginación del hombre. 

Cuando el hombre es poco comunicativo

En este caso la chica buena lo interroga constantemente, preguntando que problema lo incomoda, interesándose en lo que pueda estar pensando el hombre. La otra solo respeta el espacio que ha decidido tomarse el caballero y solo se interesa en saber lo que piensa, cuando él mismo se acerca a ella.

Cuando el hombre llega tarde 

Ante un acontecimiento como este, la chica buena suele esperar hasta al final e incluso preocuparse por el bienestar del hombre, llegando a justificar ante los demás su retraso . La mujer empoderada no espera por nadie, y si lo hace, es solo por algunos minutos, pues luego cambia sus planes y sigue. Aunque parezca ilógico, este tipo de comportamientos estimulan al hombre a buscar la atención de su dama pues se sienten un poco amenazados de perderse el lado oculto de la historia.

En conclusión, un hombre se va a enamorar de la mujer con la que sienta la confianza de ser él mismo, se sienta seguro de expresar sus sentimientos más íntimos en el momento indicado, sin necesidad de que invadan su privacidad.

También es importante para el hombre poner su mente a volar y no dar todas las situaciones ni sentimientos por sentado, pues la incertidumbre crea un ambiente bastante atractivo para él.

Esa mujer que va en busca de sus sueños y sus metas, que lucha ante todo para posicionarse y se llena de fuerza para enfrentar cualquier situación, es la debilidad de muchos hombres.

 

Y tu.. ¿Qué tipo de mujer eres?



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados